lunes, 14 de junio de 2021

Jugadores de selección nacional de básquetbol oficializan reclamos sobre tratos recibidos

Los jugadores de la selección nacional de básquetbol de Bolivia brindaron una conferencia de prensa donde relataron los conflictos y los tratos a los que fueron sometidos en las últimas semanas por parte de la Federación Boliviana de Básquetbol (FBB).

Revelaron el maltrato recibido por parte de una secretaria ligada a la asociación de Tarija, alimentación brindada, hospedaje deficiente, pasajes devueltos con demora, ausencias injustificadas y la partida de Joshua Reaves. Luego del triunfo del sábado 91-57 sobre Ecuador en Tarija, los jugadores revelaron hechos suscitados en este tiempo.

"Tuvimos la palabra del presidente de que las cosas al volver del partido de Potosí iban a cambiar, como tener un desayuno adecuado, tener la atención de parte de alguien de la Federación (Boliviana de Básquetbol) y a decirnos 'chicos, ¿están bien? ¡Buen partido el de ayer! Por el sábado. Pero tuvimos un trato de la señorita Valeria, si no me equivoco trabaja en la asociación de Tarija, pero todo nos pedían que nos comuniquemos con ella para que le informe al presidente (Juan Luis Coronado). La señorita no atendía nuestras quejas, nos dejaba en visto. Accidentalmente se rompió un lavamanos, queríamos hacerlo cambiar y nos dijo que causabamos muchos problemas, que nos iban a castigar dos a tres años por estar rompiendo las cosas. Ahí fue donde recibimos esas amenazas", relató Christian Camargo, jugador de la Verde.

Asimismo, Camargo contó que la alimentación no fue la adecuada, ya que les dieron en el menú carne de chancho en Potosí y pollo frito al llegar a Tarija. Esa mala alimentación provocó problemas a los jugadores Joshua Reaves y Pedro Gutiérrez, generando el malestar del primero y su mamá, Lizet Bravo, por las pocas condiciones brindadas.

"Son cosas que han sucedido. Tuvimos una reunión con el presidente (Juan Luis) Coronado sobre lo que pasó y lo que iba a suceder hoy (con la conferencia). Nos dijo que no sabía nada de lo que pasó, pero eso no es excusa. Hemos vivido muchas cosas en estos años y es hora de que Bolivia sepa", agregó el basquetbolista.

En el caso del alojamiento, René Calvo, base de la Verde, relató que el albergue del coliseo Guadalquivir no contaba con las condiciones del caso: colchones incómodos, habitaciones frías y con hasta tres jugadores en un solo cuarto, entre otros reclamos.

"Sobre este tema, como ustedes sabrán los chicos no reciben un solo centavo por representar a la selección nacional. Ellos podrían tener un reclamo de parte de dirigentes si recibirían 1.000 o 2.000 dólares. Dormir mal, no estar cómodos con la comida... Al final, si recibieran un sueldo podrían comprarse lo que necesitan y vean conveniente. Estos chicos vienen a poner de su dinero para venir. Queremos estar juntos y hasta donde podamos llegar en esta clasificatoria. Para futuras selecciones, seguramente muchos la pensarán para venir en estas condiciones", explicó el DT Giovanny Vargas.

Respecto al caso de Reaves, los miembros del plantel ratificaron que su retorno a Estados Unidos y ausencia ante Ecuador se deben a estos hechos que incomodaron al basquetbolista, además que descartaron que los motivos sean que "Josh" tiene que atender compromisos y pruebas deportivas en ese país, tal como lo hizo conocer Coronado.

Algunos de estos hechos se solucionaron, como el cambio de alojamiento del coliseo Guadalquivir al Hotel La Vendimia, donde gozaron de una mejor alimentación y hospedaje.


La salida de Reaves denota los malos tratos de la FBB a los jugadores

La salida de Jhosua Reaves de la selección boliviana puso en evidencia los malos tratos que sufren los jugadores de parte de la dirigencia de la Federación Boliviana de Básquetbol (FBB), un tema que no es reciente y que afectó a la unidad del equipo luego de la victoria resonante ante Ecuador, y a pocos días de cumplir el partido de vuelta en Guayaquil.

Del sueño a la tragedia, así vivió la selección boliviana de básquetbol los recientes acontecimientos que se suscitaron luego de la gran victoria conseguida ante Ecuador la noche del sábado, donde el mal trato brindado a los jugadores y otro tipo de observaciones provocaron la salida de Reaves de la concentración y apuntando todos los dardos al presidente federativo Juan Luis Coronado.

Ayer en horas de la tarde, el estadounidense-boliviano acompañado de su madre dejó la concentración de la Verde, para dirigirse a la Sede de Gobierno y de ahí retornar a Estados Unidos dejando a la selección sin uno de los artífices de la victoria ante los ecuatorianos.

La madre de “Jhoss”, Lizeth Reaves, explicó que la salida corresponde a dos motivos, en principio por el cambio de fecha de los compromisos inicialmente pactados para el 5 y 9 de junio, pero ahora se juegan entre el 12 y 16 de junio, complicando en demasía la planificación del jugador que debe retornar a su elenco de la NBA.

Al margen de esto la progenitora hizo una seria denuncia sobre malos tratos a la delegación boliviana de parte del presidente de la FBB quien amenazaba a los jugadores con sacarlos de la selección si es que hablaban sobre el tema, indicó que no se les brindó un hotel para la estadía de los jugadores y que se los tuvo que alojar en el coliseo Guadalquivir, el cual no reúne las condiciones mínimas, a esto se suma que tampoco les brindaron una alimentación acorde y en todo caso fueron los jugadores quienes se hicieron cargo de este tema.

La “gota que derramó el vaso” fueron las disposiciones para el viaje a Guayaquil, donde los seleccionados deberían llevar solo una mochila, que solo se les brindaría el pasaje de ida y que tendrían que retornar luego del partido con sus propios medios.

Reaves dejó una dura advertencia a los federativos, si bien su intención es regresar al preclasificatorio, en caso de que Bolivia pase a la próxima instancia, señaló que si no se cambia el trato a los jugadores, o pero aún, existen represalias en contra de sus compañeros, el abandonará de forma definitiva la selección.

El partido de vuelta contra Ecuador está previsto para el 16 de junio en la ciudad de Guayaquil.


Video Conferencia de Prensa de la Selección de Baloncesto, muchas deficiencias en las condiciones

Video El Capitan Camargo pide mejores condiciones para la selección nacional de baloncesto

domingo, 13 de junio de 2021

Video Joshua Reaves, cuenta que paso en la concentración de la Selección antes del partido contra Ecuador

Joshua Reaves deja la selección boliviana de básquet debido a malos tratos

 Joshua Reaves, figura de la selección boliviana de básquet, tomó la decisión de abandonar equipo nacional, debido a los malos tratos en la concentración. Reaves fue figura de la Verde en la victoria por 91-57 sobre Ecuador, su rival en la fase preclasificatoria para el mundial de esta disciplina deportiva.

La madre del jugador, Liset Bravo, fue quien reveló los motivos por los cuales su hijo no estará en el partido de vuelta, programado para el miércoles 16 de junio, en Guayaquil.

Su progenitora expresó que alojar a los seleccionados en el coliseo Guadalquivir de Tarija no era lo adecuado, pues compartieron tres jugadores una misma habitación. También se refirió a la mala alimentación y a las presuntas amenazas del presidente de la Federación Boliviana de Básquet, Juan Coronado, para que estos temas no se hagan públicos.

Desde días antes ya se conocía la noticia que Reaves tenía la intención de dejar la concentración de la selección, pues se mostró molesto por el trato que reciben los jugadores por parte de la dirigencia.

Sin duda, la baja del deportista que pasó por la NBA será sentida en el equipo que dirige el técnico Giovanny Vargas.


La madre de Reaves revela mala alimentación, hacinamiento y amenazas

 ¿Qué fue lo que impulsó al escolta estadounidense boliviano Joshua Reaves a dejar la selección nacional de baloncesto?

Su madre Liset Bravo —entrevistada por Premium, portal deportivo especializado— se quejó del alojamiento en instalaciones del Coliseo Cerrado Guadalquivir,  durante la concentración;  de las habitaciones compartidas, mala alimentación y las presuntas amenazas del presidente de la Federación Boliviana de Basquetbol, Juan Luis Coronado, para que estas condiciones no vieran la luz pública, entre otros.

Reaves fue una de las figuras del triunfo de Bolivia ante Ecuador (91-57) la noche del sábado en Tarija, por el encuentro de ida de la fase preclasificatoria al Mundial FIBA Filipinas-Japón-Indonesia 2023.

Luego de ese partido, la madre del talentoso basquetbolista adelantó que ella y Josh dejarán el país.

“El alimento no era bueno. Ellos practicaban seis horas al día, los cuartos eran fríos y los colocaron a tres en un cuarto”, dijo Bravo.  

Para el viaje a Ecuador “Sólo (les dieron) un pasaje, no de ida y vuelta. Para ir allá les dijeron que solamente pueden llevar una mochila, no maletas. No me explicó cómo pueden tratarles así y mucho menos siendo una selección”.

Según la entrevistada, el presidente de la Federación amenazó a los jugadores para que no hicieran públicas estas condiciones.

“Honestamente como madre no me gustó nada de eso y no voy a dejar que mi hijo esté en una situación así”, recalcó.